Cazuela de berenjenas, garbanzos y cebollino

En cuanto es temporada de berenjenas, nos ponemos manos a la obra para realizar suculentos platos con este ingrediente. Cierto es, que es un ingrediente que no a todo el mundo gusta, sobretodo a los más pequeños. Pero poco a poco si vamos insistiendo lograremos ganar la batalla, pero aconsejo que no hay que luchar, si introducirlo con suavidad y animándolos.

La berenjena tiene propiedades curativas, siempre y cuando no tengas intolerancia, es antibacteriana y antivírica, diurética y antioxidante, aportando minerales a nuestro cuerpo.  Es recomendable no consumir la berenjena cruda por contener solanina, una sustancia muy tóxica que mediante la cocción se elimina toda la toxicidad.

Por todo ello y porque están muy buenas cocinadas, te regalamos esta receta de cazuela de berenjenas con garbanzos y toque de cebollino. Puedes prepararla y guardarla en la nevera, fría también está muy buena, así que es ideal para este tiempo de calor, sola o acompañada de arroz, tostadas de sarraceno o lo que se te ocurra.

Ingredientes para 6 raciones aproximadamente:

Proceso:

Lo primero de todo que vas a tener que hacer es cortar las berenjenas. Corta los dos extremos de las berenjenas que no los va a utilizar. El resto de las berenjenas las cortas en cubos ni muy grandes ni muy pequeños. Los vas poniendo en un bol grande con sal y los vas removiendo. Este proceso ayuda a eliminar el amargor y a que la berenjena no se ponga negra. Se dice también que este proceso se hace para eliminar el agua que contiene y evitar que absorba mucho aceite. Reservar.

Trocea la cebolla en trozos medianos, y pica los ajos. Reserva.

En una cazuela, pon 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, calienta un poquito y a fuego medio añade la cebolla y el ajo. Añade una pizca de sal. Ves removiendo de vez en cuando. En el momento que veas que la cebolla empieza a dorarse añade las berenjenas y remueve.

Corta los tomates en trozos y añádelos a la cazuela. Remueve para que poco a poco se vayan impregnando todos los ingredientes. Deja un ratito que haga chupchup, y añade la canela, la cúrcuma y el jugo concentrado de manzana. Remueve bien y deja que se cocine un rato más. Tápalo.

Añade los garbanzos y vuelve a remover y tapar. Déjalo unos 10 minutos a fuego lento. Decora con una cantidad generosa de cebollino picado y vuelve a remover.

Recuerda de cocinar siempre a baja temperatura. Los alimentos desprenderán sus jugos naturales y así disfrutarás de platos exquisitos.

 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s